Saltar al contenido
Educación Maestros

Gerencia del riesgo Mecanismos de control y reportes

La gerencia de los riesgos está basada en aprovechar recursos de forma eficiente y eficaz, mediante el uso de herramientas, siguiendo un plan previamente elaborado, que facilite la corrección de los riesgos y sacar provecho de situaciones positivas que se presenten dentro del proceso, el mismo que debe ser orientado al cumplimiento de los objetivos y metas trazadas por la organización.

¿Qué es la gerencia del riesgo?

La gerencia del riesgo se define como la optimización de recursos para la administración del riesgo, lo que implica el uso de esfuerzos que buscan priorizar las acciones de control, evitar que se dupliquen las actividades, aprovechar oportunidades e identificar coberturas naturales, atacar las causas de los riesgos que sean relevantes, entre otros (Bravo & Sánchez, 2012).

Según Payo (2007), la gerencia de riesgos constituye un pilar fundamental para las organizaciones, independientemente de su tamaño o actividad, ya que un correcto análisis, identificación y evaluación de los riesgos se puede convertir en una ventaja competitiva, por lo tanto, para las entidades aplicar un conjunto de medidas puede hacer frente a posibles contingencias futuras buscando la mejor manera de brindar soluciones a los diferentes niveles de riesgos.

Establecer un programa de trabajo adecuado facilita la gerencia del riesgo, ya que se priorizan acciones, se asignan y se aprovechan los recursos disponibles para disminuir las consecuencias que tengan los riesgos perjudiciales para la organización.

Por tanto, al aprovechamiento de recursos se relaciona con optimización lo que “implica emplear una función objetiva que permita la maximización de utilidades con restricciones en cuanto a personas, dinero o tiempo, según sea el caso” (Bravo & Sánchez, 2012, p. 119).

Mecanismos de control y reporte

En cuanto a los mecanismos de control y reporte, es necesario contar con un sistema que permita dar seguimiento a las acciones establecidas, que detecte la aparición de nuevos riesgos y que ayude a efectivizar el proceso.

Una herramienta útil es el tablero de mando integrado, llamado actualmente “Balanced Scorecard” (BSC), definido como un modelo de gestión que permite implementar una estrategia a partir de un conjunto de medidas tomando en cuenta los objetivos y las metas empresariales (Valda, 2011).

El BSC ayuda a que los gerentes evalúen la organización desde muchas perspectivas, de modo que entiendan mejor la efectividad total, por medio de la combinación de varios indicadores de efectividad equilibrando las medidas financieras tradicionales con medidas operativas relacionadas con los factores críticos de éxito de la organización (Daft, 2011)

Finalmente, es importante orientar y adaptar una metodología acorde a la organización para implementar el sistema de gestión de riesgos, obteniendo beneficios futuros y dentro del proceso aprender a manejar los recursos de forma eficaz, creando una cultura de riesgo donde los resultados sean mayormente positivos (Bravo & Sánchez, 2012).

Conclusión

La gerencia de riesgos tiene que ver con la implementación de un sistema útil, que aporte al beneficio de la organización en cuanto a mejores prácticas, procesos, monitoreo, evaluación de los riesgos, mediante el uso de herramientas o modelos que facilitaran transparencia y eficiencia en los procesos y asegurarán la supervivencia de la empresa, destinado a cumplir los objetivos previamente planteados.

Fuentes: www.servidor-gestisqs.com, www.grandespymes.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al usar este formulario, esta web almacenará tus datos. Sin embargo, no serán compartidos a terceros. Lee nuestra Política de Privacidad.